"Una oportunidad para vivir, una manera de convivir donde mis gustos, mis opiniones y mis decisiones cuentan"

Este servicio trata de “Ofrecer un hogar a cada persona que va a residir en las viviendas de ADISPAZ en un marco de derechos, promoviendo su bienestar personal en un entorno predecible, afectivo y confortable que estimule su participación activa y favorezca su desarrollo personal y su inclusión social”.

En la residencia  los usuarios encuentran un hogar en el que vivir de forma permanente. Están equipadas con todo tipo de instalaciones para cubrir sus necesidades: habitaciones, baños adaptados, zonas comunes, salas de estar, cocina, …

      Las “viviendas de ADISPAZ” son un servicio residencial que tiene las plazas concertadas con el Instituto Aragonés de Servicios Sociales y presta una atención integral y de calidad a personas con discapacidad intelectual y del desarrollo.

      Estas dos viviendas son unos módulos de estancia continua, cada uno de los cuales dispone de 5 y 4 plazas y está equipado con una cocina que también es sala de estar, tres dormitorios – uno de ellos con baño adaptado – y un baño doble, desde la entidad se considera que se ha creado un modelo de vivienda integrado en la comunidad.

      El objetivo es el de crear un espacio que se asemeje lo más posible al hogar familiar, con elementos personalizados y que acoge a grupos reducidos con el fin de ofrecer un trato cercano e individualizado. Son dos viviendas unidas pero con funcionamiento independiente y cuyo criterio de agrupamiento responderá a un estudio pormenorizado de cada caso.

     Este tipo de instalaciones persiguen promover la independencia y la capacidad de gestión de la vida cotidiana de las personas con discapacidad intelectual.

promover la independencia y la capacidad de gestión de la vida cotidiana